López Miras: «El modelo sostenible de la Región de Murcia en el uso del agua se puede exportar a todo el mundo»

El presidente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia asegura que «el avance en innovación y tecnología en la gestión del agua es una de nuestras señas de identidad»

Fernando López Miras presidirá la intervención institucional con la que se inaugurará la segunda jornada de Futuro en Español centrada en la seguridad hídrica y el cambio climático. «El Gobierno regional reclama un plan nacional de agua que permita establecer las necesidades de cuencas deficitarias como la del Segura, así como la conexión de cuencas para dotar de recursos a dichos territorios. Y exigimos infraestructuras de depuración y saneamiento que permitan mantener el estado ecológico de los ríos, como es el caso del Tajo, sin tener que reducir los aportes al Trasvase», asegura.

–En Futuro en Español se hablará de planificación hidrológica post-Covid como elemento vertebrador de los recursos hídricos y el territorio. ¿Qué reclama el Gobierno regional?

–Una correcta planificación hidrológica en España es una reivindicación histórica de la Región de Murcia. Lo ha sido, lo es actualmente y lo será también cuando superemos la pandemia. Las necesidades de la sociedad para abastecimiento y regadío no varían y la Región de Murcia sigue siendo deficitaria en materia de agua. Es por ello que desde el Gobierno regional venimos defendiendo y reivindicando el papel del Trasvase Tajo-Segura como elemento vertebrador del Levante español, garante del crecimiento económico y social de un territorio en el que habitan más de dos millones y medio de personas, y como elemento para hacer frente al avance de la desertización, consecuencia del cambio climático.

«La gastronomía es un activo muy importante para la economía por su capacidad para generar empleo y atraer nuevas inversiones»

–La Región de Murcia es un ejemplo en la gestión de recursos hídricos. ¿Hasta qué punto es posible exportar este modelo a otras zonas afectadas por la sequía?

–El modelo de la Región de Murcia es conocido a nivel internacional por la aplicación de soluciones a un grave problema que no solo nos afecta a nosotros. El uso de la tecnología y la innovación en el desarrollo de la agricultura, la ganadería, el tejido industrial o el abastecimiento de núcleos urbanos se ha convertido en una de las señas de identidad de la Región de Murcia. Por eso, exportamos nuestro conocimiento y experiencia a otros puntos del mundo que también necesitan un uso más eficaz de los recursos disponibles. Todo ello pasa por el impulso del ahorro y la eficiencia en el uso del agua, lo que permite aplicar cada gota allí donde se necesita, pero también darle una segunda vida mediante el ciclo integral, reutilizando recursos.

–¿Qué papel juega el empresariado de la Región de Murcia en América Latina y cómo puede contribuir a un modelo sostenible?

–El empresario de la Región de Murcia es, por su naturaleza, emprendedor, exportador y valiente. Afortunadamente, son muchas las empresas ligadas al mundo del agua que han salido de la Región de Murcia para trasladar el éxito de sus avances a otros puntos del mundo en áreas como el riego agrícola, la depuración o la reutilización de recursos hídricos, entre otros.

Por supuesto, nuestra mano está tendida a cualquier modelo de colaboración con los países de América Latina para compartir con ellos nuestra experiencia y este foro Futuro en Español supone una gran oportunidad para poner en común diferentes opiniones y reflexiones que nos ayuden a todos a mejorar.

El modelo sostenible de la Región de Murcia es un ejemplo que podemos exportar a diferentes puntos del planeta para mejorar las condiciones de uso del agua, el tratamiento que recibe y la adaptación a las condiciones de cada territorio para garantizar su existencia. El cambio climático es un reto global.

–¿Cómo afronta la Región los desafíos del cambio climático?

–Con decisión y actuaciones que ayuden a paliar los daños generados en la Región de Murcia, puesto que vivimos en una comunidad especialmente sensible a los cambios climáticos. La Región de Murcia sufre el incremento de las temperaturas, la desertificación que avanza desde el norte de África hacia el sur de Europa, la sequía o los episodios de lluvias torrenciales que, pese a dejar grandes cantidades de agua, provocan importantes daños materiales y personales.

En junio de 2020 declaramos la emergencia climática y ambiental para alcanzar los compromisos asumidos por todos los países miembros de la Unión Europea con el objetivo de reducir nuestra vulnerabilidad a la subida de las temperaturas y los estragos que está produciendo este fenómeno. Para ello hemos dado luz verde a la Estrategia de Mitigación y Adaptación al Cambio Climático, con la que pretendemos reducir las emisiones de los llamados sectores difusos en un 26% en el año 2030 y conseguir una Región menos vulnerable al cambio climático. Para ello se desarrollan quince grandes líneas de actuación en las que estamos trabajando para lograr los objetivos planteados y también garantizar la preservación del medio ambiente.

–¿Qué políticas se deben desarrollar mirando a la transición ecológica, especialmente en un sector como el agrícola?

–En la Región de Murcia empleamos el término de agricultura sostenible y de precisión. Es el concepto que resulta de combinar el desarrollo agrícola de la Región de Murcia con la investigación y los avances científicos que permiten desarrollar nuevas técnicas para hacer más sostenible el cultivo. Esta es la base para seguir avanzando en el camino de la protección y el cuidado del medio ambiente, siendo compatible con el desarrollo agrícola, tal y como defendemos desde el Gobierno regional. Pero no solo en el ahorro y la reutilización de agua, también en el uso y aplicaciones de productos que se emplean a la planta, del tratamiento y conservación de parcelas, del control del agua procedente de lluvia, etc. Son medidas que en la Región de Murcia ya se aplican y que suponen, sin ninguna duda, la vanguardia a nivel nacional en cuanto al desarrollo del sector.

–Futuro en Español incluye una jornada sobre gastronomía. ¿De qué forma puede convertirse en un reactivador del turismo y un motor económico y cultural?

–La gastronomía sigue siendo uno de los puntos fuertes para el turismo en la Región de Murcia que, a su vez, es un activo muy importante para la economía por su capacidad para generar puestos de trabajo y atraer nuevas inversiones. Somos la comunidad autónoma con mayor proporción de turistas que realizaron actividades gastronómicas durante su estancia aquí y ese gran valor se iba a impulsar, más aún, durante este 2020 con la designación de nuestra Región como Capital Española de la Gastronomía. La situación sanitaria ha impedido desarrollar las acciones previstas pero esperamos poder avanzar en 2021 porque la Región de Murcia revalidará ese título de Capital Gastronómica un año más. En estos momentos estamos centrados en salvaguardar la vida de las personas y hacer esto compatible con la economía y el empleo. Estoy convencido de que el turismo, con una importante baza como nuestra gastronomía, tendrá un papel fundamental en la reactivación.