La gastronomía se perfila como un potente atractivo para elevar las tasas de turismo

La Comunidad y los cocineros coinciden en señalar la importancia de la colaboración público- privada y de formar al personal de sala.

Cuando la pesadilla de esta pandemia se disipe y las escapadas vuelvan a encontrar hueco en las agendas. Cuando las familias, los amigos y las parejas agarren sus maletas para disfrutar de la libertad en un destino lejos de casa y los planes de viajes no entiendan de restricciones, la gran pregunta volverá a surgir como un resorte: ¿y dónde comemos?

El cocinero murciano Pablo González-Conejero, chef del restaurante Cabaña Buenavista –dos estrellas Michelin–, utilizó ayer este interrogante para destacar la importancia que la gastronomía juega como atractivo turístico. El chef más laureado de la Región intervino en el IV Foro Futuro en Español, que se celebra en el Palacio Almudí de Murcia y en cuya organización participa LA VERDAD. Lo hizo junto al director general de Turismo, Juan Francisco Martínez; y a Óscar Calleja, chef director del restaurante Annua –galardonado con dos estrellas Michelin– y del bistró Nácar, ambos situados en la cántabra San Vicente de la Barquera; en un debate moderado por el periodista y crítico gastronómico Pachi Larrosa.

«La gastronomía de la Región es el segundo producto turístico más valorado después del sol y playa», recalcó Martínez. Este hizo suyas las palabras del conocido Ferran Adrià y remarcó que «no hay turismo de calidad sin una buena gastronomía». Según reveló, un tercio de los viajeros del mundo eligen su destino por la gastronomía del lugar y reservan para disfrutar de sus restaurantes un tercio de su presupuesto.

Juan Francisco Martínez. Director general de Turismo

«El turismo tiene en la gastronomía una de sus piedras angulares, uno de sus ejes fundamentales»

Óscar Calleja. Chef director de Annua y Nácar

«Que alguien elija su destino por un restaurante es para nosotros el motor más importante para que sigamos luchando contra cualquier adversidad»

Pablo González. Chef de Cabaña Buenavista

«La cocina murciana tiene su referente en la cocina tradicional. Ahí es donde somos una superpotencia»

Pachi Larrosa. Periodista y crítico gastronómico

«Los camareros son los auténticos agentes turísticos porque de su profesionalidad depende que alguien vuelva o no a una localidad»

Calleja hizo hincapié en la importancia que los cocineros conceden a la experiencia que los clientes encuentran en sus negocios. «Estos agradecen que la comida se convierta en una experiencia», resaltó. «Que alguien elija su destino por un restaurante es para nosotros el motor más importante para que sigamos luchando contra cualquier adversidad».

González-Conejero y Calleja, ambos al frente de restaurantes gastronómicos, hicieron hincapié en la dificultad de sacar adelante este tipo de negocios. «Somos los más baratos de Europa», destacó el chef de Cabaña Buenavista. «Somos deficitarios y necesitamos tener otros negocios para poder mantenernos».

En el transcurso de esta mesa redonda, los intervinientes también pusieron en valor la importancia de la colaboración público privada. El director general de Turismo destacó, en este sentido, que «la colaboración público privada en materia de gastronomía en la Región es un ejemplo».

González-Conejero, por su parte, reconoció sentirse «muy bien tratado, escuchado y valorado» por parte del Ejecutivo regional. Incidió, no obstante, en que «la cocina murciana tiene su referente en la cocina tradicional. Ahí es donde somos una superpotencia».

La comida murciana es el producto turístico más valorado tras el sol y playa, según un estudio del Ejecutivo

Larrosa incidió en la importancia del servicio de sala. «Al final los camareros son los auténticos agentes turísticos de una localidad determinada porque de su profesionalidad depende que alguien vuelva o no». Una realidad que compartieron el resto de intervinientes en el debate. «El éxito de nuestra gastronomía está un 50% en la cocina y un 50% en la sala», concluyó Martínez.