Julián Suárez: «La Región es un referente mundial en el uso sostenible y productivo del agua»

El Vicepresidente de Desarrollo Sostenible de CAF avala el intercambio de experiencias aprendidas en España y América Latina que propone estos días el foro Futuro en Español.

El responsable de la definición e implementación de las agendas programáticas de CAF- Banco de Desarrollo de América Latina en favor del agua y saneamiento, salud, educación, desarrollo urbano, inclusión y género, capital natural y cambio climático será el encargado de cerrar, junto a la ministra Teresa Ribera, el Foro Futuro en Español en Murcia, que se celebra a partir de hoy. El encuentro está organizado por Vocento y LA VERDAD, junto con CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, y cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Murcia, el Gobierno regional e importantes entidades.

–¿Es compatible la sostenibilidad con el crecimiento en un mundo globalizado como el actual?

–El crecimiento económico es necesario y debe ir acompañado de políticas que garanticen el bienestar, la cohesión social y la preservación ambiental. La Agenda 2030, que tiene como horizonte alcanzar en la próxima década los Objetivos de Desarrollo Sostenible, orienta en ese sentido, dado que establece un sistema interconectado de objetivos y metas que se retroalimentan mutuamente, partiendo de la premisa de armonizar economía, sociedad y ambiente.

«El crecimiento económico debe ir acompañado de bienestar, cohesión social y preservación ambiental»

Vivir en un mundo globalizado impone retos, y la pandemia es un efecto de ello, pero también hay oportunidades. Un caso concreto es la gestión del agua, ya que más de tres mil millones de personas en el mundo viven en cuencas que son transfronterizas, lo cual requiere sabiduría y liderazgo para fortalecer cooperación, coordinación y articulación entre los países.

–¿Cómo comparten información Europa y América Latina en favor de este desarrollo sostenible?

–Existen acuerdos globales a los cuales se adhieren tanto países europeos como latinoamericanos. Adicionalmente, existe un fructífero intercambio entre ambos continentes en múltiples sectores y manifestaciones, que van desde la cooperación oficial y los acuerdos comerciales hasta la gestión del conocimiento. Sobre este último particular, debe reconocerse el desarrollo europeo en temas críticos del desarrollo, tales como la educación, la salud, la gestión del recurso hídrico, la energía y su reconocida vocación ambiental, experiencias que brindan una oportunidad para el desarrollo de Latinoamérica.

–¿Qué proyectos o sinergias han nacido de esta interacción?

–CAF ha sido impulsor de varios memorándum de entendimiento entre América Latina y España en múltiples ámbitos, como los de agua y saneamiento, ciudades sostenibles, medio ambiente, energías renovables, desarrollo social, educación, agroindustria y desarrollo rural, que han posibilitado diversas actividades de cooperación. Por ejemplo, en materia de agua, llevamos a cabo diversas capacitaciones en gestión de aguas residuales, que concluyeron hace un año, y actualmente estamos desarrollando otras dos cooperaciones en seguridad de presas con los gobiernos de Argentina y de Bolivia, a efectos de fortalecer capacidades normativas y regulatorias en gestión de estas infraestructuras. Asimismo, llevamos a cabo varios eventos anuales de intercambio de conocimiento, destacando los consagrados Diálogos del Agua entre América Latina-España, que recientemente cerraron con éxito su sexta edición, y Futuro en Español, que se llevará a cabo por cuarto año consecutivo en Murcia, que son ejemplos de cómo propiciar escenarios para el intercambio de información, experiencias y lecciones aprendidas en España y América Latina.

–¿Qué papel juega el CAF en todo este proceso?

–Este año se celebran 50 años de CAF, una institución que existe para trabajar en favor de una agenda de integración regional y desarrollo sostenible para América Latina. Ello implica apoyar esfuerzos en favor de un crecimiento que promueva la inclusión y la equidad social, ganancias de productividad y, a la vez, preserve el capital natural y sea resiliente al cambio climático.

–¿Qué importancia tiene la gestión óptima de los recursos hídricos en el desarrollo sostenible?

–Una óptima gestión de los recursos hídricos para el desarrollo sostenible debe llevarse a cabo bajo la aplicación de la Gestión Integrada de los Recursos Hídricos (GIRH). Los recursos hídricos son finitos y vulnerables, a la vez que esenciales. No es exagerado cuando se señala que el agua se encuentra en el centro del desarrollo sostenible.

En CAF contamos con la Estrategia de Agua 2019-2022, que recoge el enfoque de Seguridad Hídrica. Uno de sus objetivos es la gestión sostenible del agua como elemento vertebrador y necesario para la gobernanza del agua, que integre políticas en favor de un uso racional del recurso, así como la institucionalidad que garantice su aplicación, las herramientas e instrumentos para su desarrollo, y el financiamiento necesario.

–¿Cómo definiría el caso de la Región de Murcia?

–La experiencia murciana en relación a los recursos hídricos es muy interesante y puede ser considerada como uno de los principales referentes mundiales respecto del uso sostenible y productivo del agua. Murcia, donde llueve poco y que cíclicamente sufre episodios de sequías y de escasez histórica, ha logrado solventar esta situación gracias a la adecuada planificación hidrológica, a la coordinación entre los distintos organismos implicados, al uso racional y, de manera especial, a las infraestructuras de primer nivel, que bien gestionadas, la han puesto a la cabeza de Europa en producción agrícola, sin dejar de garantizar la seguridad hídrica de sus ciudadanos. Las infraestructuras de trasvase en combinación con el uso de otras fuentes, como la regeneración de aguas residuales o la desalación de agua de mar, hacen de Murcia un lugar al que mirar con atención y en el que adquirir experiencias muy valiosas para América Latina.