José Ballesta: «Nuestra gastronomía está caracterizada por una materia prima de altísima calidad»

«Murcia puede presumir de gestionar uno de los sistemas de distribución de agua potable más eficientes de España», dice el alcalde de Murcia

Hablar de agua es hablar de sostenibilidad»: José Ballesta asegura tener muy clara la hoja de ruta a seguir en el municipio para avanzar con paso firme en la gestión eficiente de los recursos hidrológicos y alcanzar un crecimiento urbano sostenible.

–Futuro en Español arranca esta edición con una mesa redonda en la que se analizará la planificación hidrológica post-Covid. ¿A qué retos se enfrentan las ciudades?

–En esta encrucijada histórica en la que se encuentra nuestra sociedad, no hay otra salida que afrontar el futuro ocupándonos en el presente. Por eso, el objetivo hoy es asumir una gestión eficiente de esos recursos y alcanzar un crecimiento urbano en el que la sostenibilidad ambiental de las ciudades esté garantizada.

Murcia, la séptima capital de España y entre las cien primeras de Europa, es una tierra productiva, agrícola, donde sus gentes han regulado maneras históricas de resolver sus problemas, las adversidades climatológicas y también la creación de sus propias instituciones como el Consejo de Hombres Buenos, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Precisamente por la sequía endémica que padece el Levante español y que los murcianos conocemos tan de cerca, somos conscientes de que hablar de agua es hablar de sostenibilidad, de una gestión inteligente de los recursos que dé valor a cada gota, aprovechando su riqueza y capacidad productiva.

«La gastronomía local es Marca Murcia, un patrimonio inmaterial que refleja la identidad de esta tierra»

–¿Cuál es la posición del Ayuntamiento de Murcia en este sentido?

–Desde el Ayuntamiento suscribimos el Manifiesto Levantino por el Agua, en defensa de la Huerta de Europa y el Trasvase Tajo-Segura. No debemos olvidar la larga historia de éxitos que ha supuesto el acueducto Tajo-Segura para el pueblo español, por lo que supone de cohesión social para los territorios de la España seca e igualdad de oportunidades para las miles y miles de personas que han conseguido trabajo, dignidad y una esperanza de futuro para sus pueblos y familias; así como de cohesión territorial, ya que este tipo de infraestructuras vertebran territorios y unen pueblos, sin entender de límites ni fronteras.

Por ello, por encima de todo localismo, el planteamiento de la suficiencia de agua debe tener rango nacional. Es la condición necesaria para lograr un desarrollo socioeconómico territorialmente equilibrado, caracterizado por la ausencia de desigualdades y polarizaciones territoriales acusadas en términos de inversiones, posibilidades de desarrollo y oportunidades de empleo. El agua no es solidaridad sino equilibro e igualdad.

–También se hablará de cambio climático y sus efectos y el camino hacia la transición ecológica. ¿Qué papel juega el Ayuntamiento de Murcia en este sentido y qué actuaciones está desarrollando especialmente en lo que a gestión de agua se refiere?

–El ritmo de crecimiento de las ciudades es hoy el mayor de la historia de la humanidad y somos conscientes de que ningún desafío representa una amenaza mayor para las generaciones futuras que el cambio climático. Recientemente, hemos presentado el Diagnóstico de Economía Circular del Municipio de Murcia, un exhaustivo análisis del metabolismo urbano (consumo eléctrico, hídrico, emisiones, etc) que nos indica que Murcia está avanzando con paso firme hacia la sostenibilidad en materia de agua, energía y gestión de residuos.

Nuestro municipio puede presumir de gestionar uno de los sistemas de distribución de agua potable más eficientes de España. Valores como el rendimiento técnico hidráulico alcanzan una cifra superior al 86%. La extensa red de distribución (2.220 km) se encuentra sectorizada, de forma que somos capaces de detectar cualquier incidencia en el suministro (averías, fugas, variaciones de presión…) de forma casi instantánea.

Esta gestión está basada en la tecnificación del servicio, con un innovador sistema de telemando y telecontrol en continuo que analiza y maniobra el estado de la red en unos 500 puntos.

–Murcia es un referente en la gestión de agua. ¿Exporta toda su experiencia y conocimiento de alguna forma? ¿Existe alguna vía de comunicación con América Latina en este punto?

–En Murcia la gestión inteligente de recursos hídricos tiene más 1.000 años de historia, gracias al sistema de acequias y elementos de canalización que construyeron los árabes en torno al Valle del Segura. Nuestra red de riego es de las más antiguas de España y todo un referente en ahorro y eficiencia del agua.

América Latina y, especialmente, determinados países y áreas geográficas, también sufren la escasez de agua y sus consecuencias agrarias. Por esta razón, cada vez más líderes reclaman el establecimiento de planes nacionales de prevención y mitigación capaces de hacer frente a las contingencias climáticas.

–Este año hay un apartado dentro de Futuro en Español en el que se habla de gastronomía como vehículo de intercambio cultural. ¿Tiene potencial la ciudad de Murcia para promocionar su marca gastronómica y hacerla universal?

–Nuestra gastronomía es Marca Murcia, un patrimonio inmaterial que refleja la identidad de las gentes de esta tierra y del que debemos sentirnos profundamente orgullosos. Murcia es uno de los mejores lugares del Arco Mediterráneo en los que degustar la auténtica esencia de la gastronomía local, caracterizada por una materia prima de altísima calidad, que encuentra su origen en la Huerta de Murcia, que es la Huerta de Europa.

Murcia fue elegida en 2020 Capital Española de la Gastronomía, un proyecto que quedó interrumpido por la crisis sanitaria, pero que hemos conseguido prorrogar y que retomaremos en 2021 con un eje claro: la gastronomía es cultura y Murcia Capital Gastronómica supone la proyección de nuestra Marca de Ciudad a través de la inmensa riqueza de nuestra cocina.